Stress laboral

La vorágine de la vida profesional actual ns exige un ritmo que nos lleva un tiempo récord a cumplir con las responsabilidades. Si bien es una problemática que afecta a todos los profesionales, los independientes se ven más afectados por esta tendencia al tener que organizar sus tiempos y obligaciones. Veamos algunos consejos para optimizar los resultados.

En la vida actual es muy común encontrarnos con la dinámica acelerada de actividades que se suman, entrecruzan y se van gestionando en conjunto.

El stress es una reacción del organismo en el que entran en juego diferentes mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante. Es una respuesta natural para la supervivencia ante la tensión que repercute en el organismo.

Problemas de memoria, alteraciones en el ánimo, nerviosismo, falta de concentración son alguno de ellos.

El stress se relaciona con ser una patología del área laboral, ya que tiene especial relación con la vorágine y exigencia diaria. A lo que muchas veces se suma la sobre exigencia propia por cumplir, progresar, y ascender dentro de la profesión.

Se ve tanto en la relación de dependencia, dentro de un espacio físico determinado donde uno interactúa con otros profesionales que a su vez se ven influenciados a padecer el mismo trastorno; como así también en los profesionales independientes.

En este último caso, la situación se agrava porque la falta de horarios y esquemas hace que la presión profesional sea aún mayor, ya que es uno mismo quien debe guardar ese control y orden de ir llevando el trabajo a donde uno vaya. Se tratan de personalidades abiertas, organizadas, creativas, autoexigentes, acostumbradas a trabajar por objetivo. El riesgo, sin embargo, resulta ser la pérdida de límites bien definidos, y terminar trabajando todo el tiempo.

Los avances tecnológicos, desde los dispositivos móviles, ipads, notebook hacen que se genere el concepto de “Oficina móvil” y la coectividad sea las 24 hs. los 7 días de la semana con los pro y contras que puede representar esto para el organismo que se ve exigido a estar siempre alerta a dar una respuesta y seguimiento de las obligaciones.

El orden, asignar tiempos y un espacio personalizado que nos brinde la sensación de comodidad forman parte de las propuestas anti stress para lograr los objetivos en tiempo y forma acordados.

TIPS para disminuir el stress laboral

  • Reorganizar el espacio: llevar un orden, tanto del lugar físico, papelería, computadora como de las tareas a realizar. Esto reducirá la ensación de tareas inconclusas.
  • Establecer prioridades: armar una categoría por tareas y asignar una jerarquía de importancia , permite tener un control de lo que requiere más urgencia de salida.
  • Control global: el problema generalmente surge cuando las tareas se van sumando y encadenando dentro de otras de diferentes profesionales. Entonces en tal caso lo importante es darle atención a la propia actividad., tener el control de ella y darle seguimiento a la situación global.
  • Personalizar: es importante que el espacio sea acorde con uno mismo, esto permite generar un sentimiento de familiaridad con la zona y reducir el stress en los momentos pico. Ejemplo nuestra taza de café, una foto familiar, algún recuerdo que nos traiga emociones positivas, una planta, algún objeto decorativo que nos brinde la sensación de calma y confianza.
  • Actitud positiva y brindar soluciones: siempre ante los problemas, lo más importante es poder convertirnos en solucionadores de los mismos y seguir adelante.

 

Revista “El Rematador” Junio 2013

Anuncios
Stress laboral