Cómo operan las bandas que roban en edificios

Actúan dos tipos de grupos. Unos hacen inteligencia previa y saquean departamentos vacíos. En general, son colombianos. Los otros esperan a sus víctimas dentro de los edificios y son más Violentos.

Hay dos tipos de bandas que roban departamentos. Pero ambas tienen algo en común en sus métodos: por lo general van a dar el golpe con llaves clonadas de la entrada al hall del edificio. Unas atacan propiedades vacías. Para eso, hacen inteligencia previa para asegurarse de que sus dueños no estén y reducir al mínimo el riesgo de ser descubiertos. Los otros ladrones realizan las denominadas “entraderas” y son más violentos. Sorprenden a las víctimas ya en el ascensor o en algún pasillo y luego, amenazándolas con armas, las obligan a que los lleven a su casa. Allí roban todo lo que pueden.

Según consultó Clarín con expertos de la Policía Federal, los asaltantes suelen buscar edificios con cerraduras vulnerables.

“Las llaves más fáciles de clonar son las conocidas como ‘computadas’. A una llave de este tipo (tienen dos hileras de entre 8 y 10 agujeritos) los ladrones le tapan los huecos con parafina (también usan vela o jabón), la colocan en la cerradura y giran mínimamente (ver “ Vulnerables ”). Al quitar la llave ya obtienen la combinación de la puerta del edificio al que pretenden entrar”, contó un comisario.

Entre el 70 y 80 por ciento de los robos a departamentos son bajo la modalidad ‘escruche’ (es decir, cuando los dueños no están) y muy pocos trascienden. Según los investigadores, muchas de las bandas especializadas en robar casas vacías son integradas por ladrones de nacionalidad colombiana .

“Por lo general, las bandas de colombianos están integradas por cinco personas, de las cuales dos son mujeres.

Para dar los golpes alquilan autos legales como turistas y luego del robo los devuelven. Andan bien vestidos. La mayoría entra al país ilegalmente por alguna frontera . Al ser detenidos son difíciles de identificar porque no figuran en los registros de migraciones”, explicó un jefe de la Federal.

Según contó a Clarín el abogado Osvaldo Loisi, de la Fundación Liga de Consorcistas, los colombianos que llegan a la Argentina con intenciones de robar saben que las leyes acá son poco efectivas y logran salir más rápido de la prisión .

Un jefe policial manifestó que durante la investigación a una banda que robaba casas vacías en jurisdicción de la comisaría 53° (Palermo), lograron grabar mediante escuchas telefónicas una conversación de un ciudadano colombiano que estaba en Argentina con un compatriota que estaba en su país.

“Durante la charla, el colombiano que estaba en Buenos Aires le decía a su familiar que estaba en Cali que viniera a la Argentina porque acá era fácil entrar a los departamentos y la gente acostumbraba a guardar dinero y joyas en sus propiedades ”, recordó el investigador consultado.

Todas las bandas que entran a departamentos vacíos hacen inteligencia previa.

Por lo general dan los golpes los fines de semana, cuando la gente sale de su casa.

Primero tocan el portero eléctrico de alguna víctima al azar y, si nadie los atiende, entran al hall del edificio con la llave clonada. Luego rompen con una barreta la puerta del departamento.

No son delincuentes marginales y tampoco suelen andar armados .

La otra variante de robos a departamentos es mucho más violenta : los ladrones entran al edificio con una llave clonada y esperan la llegada de algún propietario . Cuando atrapan a una víctima, la amenazan con armas, le saquean el departamento y luego la usan para desvalijar otros.

Estas bandas suelen maniatar a la gente y, en ocasiones, hasta golpearla .

Ante el crecimiento de robos a edificios, el Ministerio de Seguridad de la Nación y el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (Suterh) lanzaron nuevas medidas de seguridad. Por eso, la semana pasada entregaron a 2.000 encargados de edificio de Recoleta teléfonos celulares que tienen un botón antipánico conectado directamente con las comisarías para que avisen en caso de ocurrir alguna situación extraña.

Según la ONG Ciudadana Defendamos Buenos Aires, en lo que va del año fueron robados 448 departamentos vacíos sólo en Capital Federal. Es decir, un promedio de dos propiedades por día . Según las aseguradoras, las pérdidas de todos estos robos alcanza los 9.000.000 de pesos.

La cantidad de robos a departamentos hizo que la gente busque alternativas para no sufrir un saqueo cuando deja su propiedad vacía. Según contaron a Clarín voceros de la empresa de seguridad electrónica ADT, en lo que va del año ha crecido un 30 por ciento la colocación de cámaras de seguridad en edificios.

Fuente: LEONARDO DE CORSO

Anuncios
Cómo operan las bandas que roban en edificios