Qué es y cómo actúa el Monóxido de carbono

El monóxido de carbono es un asesino invisible

En nuestro país cada año 50 personas mueren intoxicadas por el monóxido de carbono. El monóxido de carbono (CO) es un gas inodoro e incoloro ifícil de detectar que resulta de la combustión incompleta del carbono, que al ser inhalado en niveles elevados puede causar lesiones irreversibles al sistema nervioso central, incluso la muerte por envenenamiento, riesgos que solo la prevención puede evitar.


El CO se puede producir cuando se queman combustibles como la leña, el carbón, la nafta, kerosene, gas, y todo producto derivado del petróleo, – por lo general – en lugares con escasa o ninguna ventilación y también con el encendido de los motores de vehículos, en lugares cerrados.

Consejos:

  • Haga verificar periódicamente la ventilación de cada uno de los artefactos a gas de su hogar y controle el normal funcionamiento de los mismos. Por imprudencia o por desconocimiento muchas personas pierden su vida cada año.
  • Las estufas infrarrojas en un ambiente mal ventilado pueden ocasionar graves intoxicaciones e incluso la muerte.
  • Encender las hornallas de la cocina para calentar la casa es un error que puede pagarse con la vida, porque toda llama consume oxígeno y porque en un ambiente cerrado este se convierte en una trampa mortal.
  • Para calentar el hogar utilice solamente los artefactos adecuados y aún así haga verificar su correspondiente ventilación.
  • El calefón es la principal causa de muerte, una obstrucción en su ventilación pude ser causante de una tragedia, no se confíe por lo que Ud. observa a simple vista. Verifique su óptimo funcionamiento.

 

Información adicional

Algunos consejos

La intoxicación con este gas, que en un primer momento induce al sueño, puede presentarse en forma de fuertes dolores de cabeza, náuseas, vómitos, zumbido de oídos, impotencia muscular, somnolencia, por lo que es fácil de ser confundida con malestares característicos de una gripe o una mala ingestión alimenticia.
Si la exposición es prolongada, se acentúa la tendencia al sueño y se produce parálisis de los músculos torácicos y laríngeos, impidiendo que la persona intoxicada pueda pedir ayuda. Luego sobreviene la pérdida de conocimiento y finalmente la muerte.
El monóxido de carbono inhalado se acumula e los alvéolos pulmonares y pasa a la hemoglobina formando un compuesto denominado carboxihemoglobina, que impide el ingreso de oxígeno a los tejidos y puede producir lesiones graves e incluso la muerte por asfixia, ya que el CO tiene 250 veces más afinidad con la hemoglobina que el oxígeno.
En estos casos, lo primero que debe hacerse es abrir puertas y ventanas para ventilar el ambiente y si es posible retirar al afectado hacia el exterior para que respire aire puro. Ante una sospecha de intoxicación hay que llamar inmediatamente al médico.
El denominador común de los accidentes por CO es el desconocimiento de las medidas básicas de seguridad, la ausencia de medidas preventivas y la conducta de las personas en relación a sus recursos y necesidades.
Esto quiere decir que aquellas personas que cuentan con escasos recursos económicos, en función de esta situación, a menudo suelen adoptar “soluciones prácticas y baratas” que para nada tienen en cuenta la peligrosidad del enemigo, ni la prevención con la que se lo debe enfrentar. En la mayoría de los casos estas conductas son consecuencia de la desinformación.

 

Fuente: revista “Administración, Consorcios y ud, N° 23

Anuncios
Qué es y cómo actúa el Monóxido de carbono