¿De qué cosecha es el agua que Ud. bebe?

Si bien, el agua llega a los tanques luego de ser sometida a permanentes controles de aptitud bacteriológica, es responsabilidad legal del usuario mantener esas condiciones sanitarias. Aunque el agua conserve una débil cantidad de cloro residual, si la infección es grande aquel es insuficiente.

Además, existen bacterias que resisten la acción del cloro y por eso son llamadas “cloro resistentes”. Entre ellas se encuentra el bacilo piociánico o “Pseudomonas aeruginosa”.

El bacilo piociánico es capaz de producir infecciones diversas en cavidades, senos frontales, otitis media supurada, etc.

Riesgos severos pueden correr los recién nacidos mediante su baño con agua contaminada, a través de su cordón umbilical. También los convalecientes de cirugía y los que sufren quemaduras o escoriaciones.

Las posibles causas de contaminación del agua, una vez que ingresa a los tanques, son las siguientes:

· Tapas rotas, rajadas, mal asentadas o inexistentes.

· Tubos de ventilación rotos.

· Fisuras en la parte superior del tanque.

Las aguas de lluvia disuelven las deyecciones de aves y la suciedad existente en la cubierta, y al filtrarse, contaminan el interior.

· Las reparaciones en válvulas y flotantes de los depósitos, efectuadas sin precauciones sanitarias.

· La existencia de una película de materia orgánica, algas microscópicas, etc., que se depositan en las paredes interiores y son excelente “caldo de cultivo” de las bacterias que ingresan.

· Filtraciones laterales del tanque.

· La acumulación de limo a lo largo del tiempo.

Las soluciones

Que hacer

1. Reparar:

Tapar, fisuras, grietas, filtraciones, con cementos especiales resistentes a la presión hidráulica; o elastómeros, todos ellos de primera calidad y según sea técnicamente indicado en cada caso.

2. Impermeabilizar:

Los parámetros interiores con modernos selladores, lo que convierte a los tanques en recipientes estables, prolijos, sanitarios y dignos del noble producto que van a almacenar.

3. Limpiar:

A fondo las paredes interiores, removiendo y extrayendo toda la materia orgánica y residuos depositados. Una limpieza franca y conciente sin la cual no podrá existir una buena desinfección.

4. Desinfectar:

Mediante sistemas técnicos aprobados, con productos bactericidas complementarios y compatibles, de muy alta efectividad, inocuos para el ser humano.

Quien puede hacerlo

Únicamente una Empresa que haga de ello su especialidad.

· Con personal debidamente entrenado en el diagnóstico de las diversas patologías del hormigón armado, en los procedimientos más eficaces y económicos para su reparación, y con conocimiento integral de los fundamentos sanitarios del proceso de limpieza y desinfección.

· Con técnicas de trabajo recomendadas por la Organización Mundial de la Salud y organismos especializados.

· Con supervisión responsable en cada una de las etapas de procesos, a cargo de Técnicos en Saneamientos.

· Con presupuestos claros y precisos que indican con exactitud los trabajos a efectuar, la cantidad, la calidad y marca de los materiales propuestos, los plazos, costos y en general todas las condiciones establecidas con el cliente.

Carlos Córdoba

Mat. OSSE – 005-

Anuncios
¿De qué cosecha es el agua que Ud. bebe?